miércoles, 8 de febrero de 2017

Pintura

Posterior a haber finalizado el tren de aterrizaje, mientras espero el patín de cola me dispongo a realizar el trabajo de pintura.
No es caprichosa la elección, mas bien me impulsa a realizar este paso la rapidez con que el óxido, consecuencia de la humedad del aire, ataca superficialmente al acero virgen.
Por tanto primero le apliqué fosfatizante con el fin de transformar el óxido superficial reinante en un compuesto soluble (lo que se observa blanquecino fue óxido y ahora es un ion complejo de hierro soluble)


Posteriormente se enjuaga con agua o alcohol o algún solvente no grasoso, no solo para eleminar toda la grasa o suciedad sino para extraer lo más que se pueda ese polvillo blanco.
Una vez finalizado el enjuague, va la capa de anti óxido lo más rápido posible, si se demora...se vuelve a oxidar


Aunque pareciera un trabajo simple, una vez más descubro que el trabajo de imprimación y pintado del perímetro de los 60 metros lineales de tubos de la estructura, demandan tiempo y dedicación.


Finalmente, el paso mas tedioso, la pintura epoxi....espesa, difícil de pasar, pegajosa. Realmente un carma, me decidí por el epoxi ya que he observado la facilidad con la que la pintura sintética se "despega" de la superficies metálicas. El epoxi tiene la ventaja que se adhiere a las superficies. es difícil sacarlo. Pero es terriblemente difícil de pintar.





2 comentarios:

  1. excelente su trabajo, lo sigo desde hace años casi del principio al encontrar su pagina de casualidad buscando cosas de avion, saludos desde neuquen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi amigo, muchas gracias por sus palabras, pronto estaré agregando avances. Saludos!

      Eliminar